• ENVIO GRATIS APARTIR DE $499
  • 01 800 720 2000 / Mayoreo: (662) 319 5000

PRACTICANDO YOGA: ERRORES COMUNES

por FreshVitamins Admin en June 03, 2020

El yoga es una de las actividades físicas que más de moda han estado en los últimos años, sobre todo en países occidentales. Su origen, sin embargo, es muy antiguo. Pese a su gran popularidad, a veces se incurren en errores en su práctica.

 

POSTURA DEL GUERRERO II:

La postura del guerrero se llama virabhadrasana en sánscrito: asana quiere decir postura, y virabhadra por el nombre del guerrero que envió Shiva a matar a Daksha para vengarse de la muerte de su amada, según la mitología hindú. Es una de la más conocida y tiene 3 variantes, esta ocasión hablaremos de la segunda.

    

De pie sobre tu tapete, con la espalda recta, abre las piernas ampliamente. Tienes que abrirlas tanto que las rodillas y los codos formen una línea totalmente vertical. Gira el pie derecho para que apunte hacia afuera y dobla la pierna derecha, echando el cuerpo hacia ese lado, la posición de tu rodilla derecha tiene que estar justo encima del tobillo. Abre los brazos y ponlos en cruz, estirados, firmes, con los dedos extendidos. Gira la cabeza hacia el lado derecho, y mantén la barbilla paralela.

 

POSTURA DE LA COBRA:

También llamada: bhujangasana, que significa en español “postura de la cobra”, ya que “bhujanga” significa serpiente en sánscrito y “asana” significa postura.

   

Recostado sobre tu tapete boca abajo con los brazos ligeramente separados del cuerpo y las palmas hacia abajo también, apoya las palmas de las manos justo debajo de los hombros, estira bien las piernas y apoya el empeine de cada pie sobre el piso.

 

POSTURA DE LA VELA:

La sarvangasana o postura de la vela es una postura de yoga que se puede realizar siendo un principiante, es la “reina” de las inversiones en el yoga y, a veces, también se le llama la “madre”  de las mismas.

   

Recuéstate sobre tu tapete y se consciente de tus piernas, en especial de las rodillas. Fíjate en qué punto están apoyadas. A continuación dobla las piernas y apoya ahí las plantas de los pies. Los brazos, que están a los lados del cuerpo, no muy alejados, hay que ponerlos en tensión porque los vas a usar para el siguiente punto.

Despega levemente la cadera del suelo y da un pequeño paso con los pies para acercarlos. Ahora toma impulso con las piernas para llevarlas hacia la cabeza. Tienes que bajar los pies casi tanto para tocar el piso en la parte más cercana a la cabeza. Mueve las manos y apóyalas en la cadera con la intención de usarlas como soporte y mantener el equilibrio. Levanta las piernas. Ambas estiradas y a la vez. Poco a poco hasta llegar a formar una línea con el cuerpo. Las piernas deben estar totalmente estiradas. Las manos tienen que estar correctamente apoyadas en las caderas, un poquito hacia la espalda, para poder mantenerte en equilibrio.

POSTURA DE LA SILLA GIRADA:

También conocida “parivrtta utkatasana” del sánscrito “parivrtta” que significa “girado ó dado vuelta”; y “ukatasana” que se compone de las palabras “Utkata” hace referencia a “poderoso” o “potente”, mientras que “asana” significa “postura”

  

Comienza en postura de montaña de pie, flexiona las rodillas, baja la cadera como si fueras a sentarte en una silla, y extiende los brazos hacia arriba enmarcando la cara. Coloca las manos en posición de oración en el centro del pecho. Haz una inhalación profunda para alargarse desde la columna, usa los pulgares para levantar levemente el pecho, y usa la exhalación para girar hacia la derecha, llevando el codo izquierdo hacia afuera del muslo derecho, mirando arriba hacia el techo. Con cada inhalación extienda con la columna y con cada exhalación gire un poco más.

 

POSTURA DE LA MARIPOSA:

También conocida como baddha konasanabaddha” es una palabra en sánscrito que significa “cierre, cerrado, atado”, “kona” significa “ángulo” y “asana” significa “postura”.

   

Siéntate sobre tu tapete en el piso con la espalda recta y en vertical, con las piernas juntas y estiradas hacia delante y los brazos a los lados. Dobla las rodillas y contacta la planta de un pie con la del otro. Acerca los pies todo lo que puedas a la cadera. Vuelve a estirar la cadera. Baja las rodillas para intentar llegar a tu tapete, primero inténtalo sin usar las manos. Cuando no bajes más, entonces úsalas para presionar hacia abajo, pero no fuerces demasiado. Lleva el peso de tu cuerpo sobre los glúteos. Estira la espalda y saca pecho, hacia fuera y hacia arriba. Agarra el dedo gordo de cada pie y presiona un poco hacia fuera, separándolos, mientras que aumenta la presión en los talones, que siguen estando juntos.

 

¿Tienes alguna duda sobre alineación, realización de posturas u otra cosa relacionada con tu práctica que quieres ver en un próximo post? Deja en un comentario. ¡Nos encantaría saber que te interesa!

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


VOLVER ARRIBA